La Clave
Los Monos de la Clave
 
Director: Jose Luis Balbin
 
| Inicio | Artículos Balbín | Hemeroteca | Colaboradores Actuales | El Triángulo | Errores Judiciales | Videos | Denuncias | Anuncio
03-08-2012
UNA ESPAÑA FEDERAL

Llevo años insistiendo en mi escepticismo sobre esta “España de las autonomías”,
tanto seriamente por su ineficacia real, como más ligeramente por su cacofonía gramatical. El
mismo tiempo sigo asistiendo a los oídos sordos que los políticos prestan a la situación o lo
comentan con sus bocas pequeñas.

Estas autonomías no funcionan. Así de claro. Gastan lo que no tienen, hacen proyectos
elefantiásicos, se multiplican sin parar cuando no se clonan directamente… . Café para todos.
Pero no todos beben la misma cantidad de café. Nadie quiere ser menos. Pero por este
camino, España camina hacia la catástrofe.

Nada de ello tiene que ver con la expansión de las libertades. Más bien lo contrario. La
mayor parte de los líderes autonómicos barren no sólo para su casa, sino para su pequeña
casa. Las libertades no suelen importarles mucho. Sobre todo, las ajenas. En Europa sólo
quedan en parte las querellas autonómicas en Córcega, Bretaña, Escocia y pocas más. Y aún
esas pocas, muy limitadamente virulentas. Lo de Irlanda no deja de estar en camino de arreglo
aceptable, a pesar de ser una conquista extranjera, como lo es, por ejemplo, Gibraltar.

Países de unidad mucho más moderna que España y orígenes estatales más variados,
como Alemania, disfrutan de una Constitución federal que ha costado más dinero y disponen,
sin embargo, de amplias libertades, de las que carecen no pocas autonomías españolas.
Quizá por su pasado histórico, en la transición española no se quería hablar de una
España federal. Al final nos hemos tragado una España de las autonomías con menos
libertades, más insostenible y que no deja de ser una entelequia.

Autor: José Luis BALBÍN

Copyright © 2011 Pravia Imagen y Comunicación, S.L. Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Contacto