La Clave
Los Monos de la Clave
 
Director: Jose Luis Balbin
 
| Inicio | Artículos Balbín | Hemeroteca | Colaboradores Actuales | El Triángulo | Errores Judiciales | Videos | Denuncias | Anuncio
10-03-2011
Ser periodista hoy

Hubo un tiempo no lejano en que los periodistas dependían de sus jefes; éstos del poder político y/o económico, confundidos a veces entre sí. Aún en tales casos, los periodistas encontraban márgenes de libertad; en parte, porque se relacionaban con aspectos que a los jefes les resultaban indiferentes, en parte porque los propios periodistas buscaban los temas menos conflictivos. (Durante el franquismo, por ejemplo, las fronteras de libertad se solían conseguir a través de la crítica municipal, y no siempre, o a través del comentario político internacional, y tampoco siempre). Quienes mejor parados salían eran los que aspiraban a entrar en el juego político: “¿Le gusta a usted el periodismo, o aspira a otra cosa?”

Los tiempos, las circunstancias y las aspiraciones han ido cambiando a ritmo uniformemente acelerado. Muchos periodistas aspiran sólo a ganar un dinero cómodo o a ser simplemente famosos. A ello ha contribuido la evolución técnica de los medios, especialmente el desarrollo de la televisión y la precariedad -¿económica y eventual?- de las empresas periodísticas, con la consiguiente actitud de los empresarios correspondientes, a cuyos puestos llegan también personas con menos afición periodística que la exclusivamente empresarial. De hecho, la actitud de periodistas y políticos se invierte con frecuencia. Abundan cada día más los periodistas que cejan su empeño en ser sobre todo famosos a su manera y los políticos que aspiran a hacerse un nombre en el periodismo. Probablemente la evolución de las costumbres sociales contribuyen al intercambio de papeles.

Tal estado de cosas no debería ser malo ni bueno, salvo situaciones extremas…, cada día más frecuentes. En el mundo del periodismo activo se multiplican los principios que predican el que “la verdad, la ética, los ingresos y la decencia no estropeen una noticia”; en el del empresarial, la angustia de la insuficiente rentabilidad por medio de los antiguos sistemas, que necesitan sin duda de una original imaginación. La información digital, las web, los blogs, las redes sociales en general forman parte del mundo que no está por venir, sino que ha venido ya, y que –aún en sus comienzos- conducen al periodista y a sus muchos “colegas” incorporados, a un mundo todavía por descifrar.

Autor: José Luis BALBÍN

Copyright © 2011 Pravia Imagen y Comunicación, S.L. Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Contacto