La Clave
Los Monos de la Clave
 
Director: Jose Luis Balbin
 
| Inicio | Artículos Balbín | Hemeroteca | Colaboradores Actuales | El Triángulo | Errores Judiciales | Videos | Denuncias | Anuncio
05-09-2011
PAISAJE ANTES DE LA BATALLA

Es evidente que los políticos de raza tienen adicción. Le va la marcha. Nunca se cansan. En los buenos momentos, por supuesto; pero en los malos tampoco. Algunos desaparecen, mas no porque se hayan cansado de su actividad preferida, sino porque su actividad preferida se ha cansado de ellos. Los más recalcitrantes a veces consiguen reincorporarse al pelotón.

Lo de los últimos años en relación tanto con el Gobierno como con la oposición es un buen ejemplo. El Gobierno, porque a sabiendas de que todo parece empujarle al desastre, se enroca una y otra vez, confiando en la suerte del último momento; la que tuvo cuando regresó al poder. La oposición, porque cree que esta vez no tendrá tan mala suerte como la anterior.

Entre los dos partidos mayoritarios hay además cuestiones de matiz. La izquierda suele contar con una defensa ciega de sus intereses, que pasa por una disciplina férrea. La derecha cae una y otra vez en enfrentamientos internos que, aún con buenas perspectivas, la han conducido repetidamente al desastre.
Esta vez la contienda está más igualada. Internamente, la izquierda está menos disciplinada de lo habitual. La derecha, como le es habitual, aunque con poderosas cartas para el juego. Por una vez, la trifulca dentro del PSOE no encuentra alivio a las ambiciones de sus protagonistas, quizá porque el resultado de su desastrosa manera de gobernar no tiene remedio. La derecha cuenta con unos notables triunfadores autonómicos –como Cascos, Vara o probablemente Arenas-, una “dama de hierro” en Madrid –Esperanza Aguirre, valiente, políticamente inteligente y con capacidad ejecutiva-, y un Rajoy candidato presidencial cuya astucia no todos sus compañeros han sabido valorar, sin creer que iba a ser capaz de ganar las elecciones generales y llegar probablemente a la Presidencia del Gobierno.

Salvo nuevo milagro, la izquierda tiene perdida una batalla que paradójicamente ya empezó a perder en su día, al fiar todo su poder a unas alianzar a la larga pírricas con algunos nacionalistas. Salvo nuevos enfrentamientos internos, la derecha lleva de nuevo las de ganar. Basta con que lleguen unidos a la confrontación.

Autor: José Luis BALBÍN

Copyright © 2011 Pravia Imagen y Comunicación, S.L. Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Contacto